Beneficios de la Quiropráctica

La subluxación vertebral

La quiropráctica se ocupa de la detección, análisis y corrección de la subluxación quiropráctica o complejo de subluxación vertebral. Se trata de un conjunto de cambios funcionales, estructurales, o incluso patológicos, que comprometen la función del sistema nervioso, pudiendo influir en la normal actividad de otros sistemas del organismo y, en consecuencia, en la salud.

La columna vertebral se compone de veintiséis segmentos móviles, además de su articulación con el cráneo, y actúa como órgano protector del sistema nervioso. Esta maravilla de ingeniería es una máquina a la vez muy flexible y resistente, pero también muy sofisticada, de altísima precisión.

Por una serie de factores que se van acumulando a lo largo de la vida, algunos de esos segmentos suelen ver alterada su capacidad para funcionar, para moverse de manera perfecta. Cuando esto ocurre, produce cierto grado de interferencias sobre el sistema nervioso, que entonces ve limitada su capacidad para organizar el trabajo del organismo y mantener un óptimo nivel de salud.

 

El ajuste quiropráctico

Las subluxaciones se corrigen aplicando un ajuste vertebral especifico en la columna, siendo éste el tratamiento característico único de nuestra profesión.

La especificidad exclusiva de la quiropráctica consiste en ajustar con precisión los segmentos afectados por el complejo de subluxación vertebral para devolver a la columna vertebral un estado de normalidad funcional y eliminar las interferencias producidas sobre el sistema nervioso.

 

Beneficios de la quiropráctica

Dada la intima relación e interdependencia del sistema nervioso con el resto de sistemas y órganos del cuerpo, son muchos los beneficios de los cuidados quiroprácticos, como alivio de dolencias y enfermedades, o paliativo en condiciones crónicas. Entre otros se incluyen:

Musculoesqueletales

  • Dolor de cuello
  • Dolor de espalda
  • Lumbalgia
  • Ciática
  • Hernia discal
  • Dolor de cabeza
  • Dolor mandibular
  • Lesiones deportivas
  • Dolores articulares en brazos y piernas
  • Escoliosis
  • Torticolis
  • Artrosis
  • Tendinitis

Neurológicos

  • Dolores de cabeza
  • Migrañas
  • Mareos
  • Vértigo
  • Fatiga crónica
  • Problemas de concentración
  • Hiperactividad
  • Hormigueos
  • Debilidad

Emocionales

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Depresión

 

Inmunes, endocrinos y viscerales

  • Alergias
  • Infecciones recurrentes
  • Psoriasis
  • Problemas de tiroides
  • Cólicos infantiles
  • Enfermedades estomacales
  • Estreñimiento
  • Dolor menstrual
  • Hipertensión
  • Problemas reproductivos
  • Diabetes
  • Fibromialgia